Prepara tu rostro para un maquillaje natural y con fino acabado

Visto: 2442

InfoRostro1PrincipalPara lograr un maquillaje con acabado natural es importante saber preparar la piel con anticipación. Esto permite disimular las imperfecciones, ayuda a dejar el cutis más suave y protegido antes de aplicarle productos cosméticos. Te daré unos tips, de cómo debes hacer para lucir siempre radiante al natural.

Redacción: Milady Cruz    

No es necesario ser expertas para poner en práctica una serie de hábitos que permiten dejar el rostro radiante antes del maquillaje. Piensa qué necesidades tienes y cuáles son los productos más apropiados para aplicar a tu rostro. Quiero compartir contigo unos pequeños consejos y prácticos.

Maquillaje con acabado natural: ¿cómo debes preparar tu piel?

Para preparar la piel para un maquillaje con acabado natural no se necesitan productos especiales. Hay disponibles bases y cremas especiales para este mismo fin, en realidad se pueden utilizar elementos básicos de la rutina de belleza.

Simplemente debemos prestar atención a las particularidades del rostro: si tiene exceso de producción de grasa, zonas descamadas, granitos o poros dilatados, entre otras imperfecciones. Revisar si hay alergias o presencia de arrugas. A partir de entonces, la podemos preparar así:

Primero, elegir un producto adecuado para tu tipo de piel (ya sea un jabón o leche limpiadora).

Posteriormente, masajea el producto por todo el rostro, centrándote en las áreas problemáticas (con puntos negros o mucha grasa). También donde hay presencia de pequeñas arruguitas, una buena forma para ir quitándolas del rostro es haciendo masajes circulares y con estiramiento profundo, hacia arriba y a los lados. 

Pétalos1

Retira los residuos con un paño húmedo o agua templada, sécala sin arrastrar la toalla, con suaves toquecitos.

Exfoliación: El uso de productos exfoliantes no debe ser excesivo, ya que sus componentes podrían irritar la piel. Sin embargo, es conveniente emplearlos una o dos veces a la semana, puesto que contribuyen a minimizar la presencia de imperfecciones. Sus componentes limpian en profundidad los poros y dejan la piel más suave.

¿Qué debes hacer?

Frota un producto exfoliante por todo el rostro haciendo suaves masajes circulares. Déjalo actuar 5 minutos, enjuaga y seca. Si deseas, emplea un exfoliante natural. Lo puedes preparar, por ejemplo, combinando miel y azúcar grueso.

Tónico facial: Para lucir un rostro más fresco y un maquillaje con acabado natural, nada mejor que complementar la limpieza con el uso de tónico facial, de preferencia de rosas o agua de arroz. Debido a sus propiedades, este producto minimiza el aspecto brillante del exceso de grasa y los poros dilatados. Además, tonifica y disminuye la flacidez.

¿Qué debes hacer?

Humedece un disco de algodón o paño con tónico facial. Puedes remplazar este producto con agua de pepino o de rosas. Luego, frótalo con suaves masajes por todo el rostro. Déjalo absorber bien sin enjuagar.

Sérum: La aplicación de un sérum se ha vuelto popular entre quienes desean un maquillaje con acabado natural y de larga durabilidad. Este producto, que puede ser natural o convencional, contiene nutrientes que se adaptan a las necesidades de cada piel: líneas de expresión, acné o manchas, entre otros. Toma unas pequeñas gotas de sérum y frótalo sobre las áreas problemáticas del rostro. Masajea unos segundos, hasta que absorba bien.

Hidratante: Para elegir un buen producto hidratante es fundamental saber identificar el tipo de piel que tenemos. Esto se debe a que algunas cremas contienen más compuestos oleosos que otras, lo cual puede ser perjudicial para quienes tienen piel grasa.

Toma una pequeña cantidad de crema hidratante con la yema de los dedos. Luego, frótala por todo el rostro con un ligero masaje. Evita aplicarla en la zona del contorno de los ojos, ya que este tipo de piel es más delgado y requiere otros productos. Espera unos cinco minutos antes de seguir con el maquillaje.

Lo último que puedes tener en cuenta para un maquillaje con acabado natural son esos complementos que permiten dejar la piel más uniforme y suave. Hablamos de productos como el primer, base y correctores, los cuales facilitan la cobertura de imperfecciones o rojeces.

Es fundamental que los apliques con una técnica adecuada, ya que si quedan grumos pueden ser bastante antiestéticos. Para facilitar esto resulta conveniente utilizar esponjas o brochas de maquillaje. Incluso puedes usar otros productos como: polvos compactos y traslúcidos. Sombras para los ojos (tonalidades naturales), rubor, iluminadores, nuestras bellísimas sombras para los ojos, rímel, delineador y un labial rosa suave o lip stick.

Aunque toma un poco más de tiempo, permite cuidar la piel y reflejar un estilo más natural con un maquillaje que hará verte radiante. Al llegar la noche por rigor, no olvides limpiar tu rostro. En el próximo artículo, hablaremos de los beneficios del agua de rosas para tu rostro.