Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

MéxiMigrantes1PrincipalEn los últimos meses, han llegado al país varias caravanas migrantes, conformadas por miles de personas -en su mayoría familias y jóvenes- que viajan en grupo para hacer frente a la inseguridad. EFE/Archivo.

Redacción y foto: Agencia EFE/USA

México. - Las autoridades mexicanas interceptaron a 234 migrantes centroamericanos y suramericanos que viajaban en condiciones de hacinamiento dentro de camiones en el suroriental estado de Chiapas, informó este martes el Gobierno estatal.

"Rescatan a 234 personas indocumentadas transportadas en condiciones infrahumanas. Son originarias de Guatemala, Ecuador y El Salvador", detalló la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de Chiapas en un boletín.

Las personas eran transportadas a través de cuatro vehículos, en caminos de extravío del municipio de Tuxtla Gutiérrez.

El operativo se realizó durante patrullajes de seguridad y vigilancia en el camino de terracería, paralelo a la carretera Aeropuerto Internacional Ángel Albino Corzo-Tuxtla Gutiérrez, a la altura de la Rivera Las Flechas.

En el lugar, uniformados del Escuadrón de Rescate y Operaciones Especiales detectaron la presencia de cuatro vehículos. A las unidades "se les practicó una revisión de rutina encontrando al interior a personas originarias de Guatemala, Ecuador y El Salvador, quienes no acreditaron su legal estancia en el país", detalló el comunicado.

Por este motivo, y en coordinación con las autoridades del Instituto Nacional de Migración, los migrantes fueron atendidos con alimentos y medicamentos.

A consecuencia del hecho fueron detenidas ocho personas como presuntos responsables del transporte de migrantes dentro del territorio mexicano.

"Las personas migrantes oscilan entre tres y 55 años de edad, de las cuales 225 son originarias de Guatemala, seis de El Salvador y tres de Ecuador", puntualizó el texto.

Los imputados se encuentran bajo la jurisdicción del Fiscalía General de la República, que determinará su situación jurídica.

Miles de indocumentados cruzan cada año el territorio mexicano rumbo a Estados Unidos, pero durante la travesía están expuestos a robos, extorsiones, secuestros e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de autoridades corruptas.