Twitter Facebook    

logo1

Jovenemprendedora1Principal

La joven salvadoreña fue capacitada por PROCAGICA, la entidad le brindó las herramientas necesarias para profundizar sus conocimientos sobre el café.

Redacción                 Foto: PROCAIGICA

En una de las organizaciones beneficiarias del Programa Centroamericano de Gestión Integral de la Roya del Café (PROCAGICA), la Sociedad Cooperativa Las Marías 93 en Jucuapa, El Salvador, la joven emprendedora Jenny Azucena Ortiz de Machado, de 20 años, es barista en la cafetería.

“Por azares del destino, me encontraba haciendo prácticas en la cooperativa cuando PROCAGICA inició con capacitaciones a algunos miembros sobre barismo y todos los métodos de preparación de café, y me entusiasmó mucho la idea”, comentó Jenny, quien desde pequeña desarrolló el gusto por la bebida.

Cuando la invitaron a degustar café por primera vez -de manera distinta a la que estaba acostumbrada- fue todo un reto para ella. “Cuando tomé esa taza pude percibir un sabor y aroma distinto, y cambió la forma de verlo todo”, relató.

A raíz de esa experiencia, Jenny comenzó a prepararse y a conocer con más profundidad el mundo cafetalero. Se ha capacitado sobre las técnicas y las recetas para preparar un buen café, tarea que requiere constancia y mucha dedicación. Y empezó a poner todo su empeño en elaborar la mejor taza para los visitantes de la cooperativa.

Mientras prepara una bebida, Jenny explica los sabores y aromas que se sentirán al tomarla. “En la Cooperativa Marías 93 estamos agradecidos con PROCAGICA, el equipo con el que hoy elaboramos el café nos ha sido dotado por el programa y han estado acompañándonos en todos los procesos”, reconoció.

El programa Centroamericano de Gestión Integral de la Roya del Café (PROCAGICA) es ejecutado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) con la Unión Europea y busca mejorar las condiciones de vida de la población rural en las zonas productoras de café de Centroamérica.

En sus cuatro años de ejecución, ha fomentado en los jóvenes conocimientos relacionados con el cultivo del café, para despertar emprendimientos e impulsar el valor agregado y una cultura de consumo de la bebida.

El programa alienta la transferencia de tecnologías apropiadas y el desarrollo de actividades de diversificación de ingresos, así como de mecanismos de respuesta adecuados y oportunos frente a amenazas a los cultivos identificadas por el sector.