Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

BMPresiMH1Principal

El gobernante sostuvo un encuentro con la señora Seynabou Sakho, directora para Centroamérica del Banco Mundial. Analizaron un proyecto de financiamiento para promover el desarrollo en los municipios.

Redacción: Diario El Periodista     Foto: CAPRES- cortesía

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, se reunió este miércoles con la directora del Banco Mundial (BM) para Centroamérica, Seynabou Sakho, con quien conversó acerca de un proyecto de financiamiento que inyectaría $200 millones en los municipios para promover el crecimiento económico y la generación de empleo a nivel local.

La directora Sakho estuvo acompañada del representante del BM en El Salvador, Óscar Valle, y del oficial de comunicaciones del banco, César León; además, en el encuentro también participó el ministro de Hacienda salvadoreño, Nelson Fuentes.

“Este proyecto sin duda alguna va a dar beneficio de crecimiento y empleo a los gobiernos locales, manteniendo siempre un criterio de tener finanzas municipales estables”, aseguró el ministro Fuentes luego de finalizar la reunión.

“El Banco Mundial espera tener aprobado, por parte de su directorio, a mediados de este mes de abril, el préstamo de $200 millones para gobiernos municipales. Con eso esperamos fomentar el crecimiento y empleo en los municipios de tal forma que puedan invertir y elevar los niveles de industria, manufactura, agricultura, en todos los municipios y sus áreas de interés”, añadió el funcionario.

Informó que, el gobierno espera enviar a finales de abril este proyecto a la Asamblea, el cual espera sea aprobado “lo más pronto posible”, para que estos recursos puedan estar a disposición de los municipios.

Durante el encuentro Sánchez Cerén agradeció el apoyo que el BM ha brindado al país financiando créditos destinados a áreas como desarrollo humano, salud y educación.

Por su parte, la directora del organismo financiero felicitó los esfuerzos realizados por el gobierno del presidente Sánchez Cerén para mantener finanzas públicas estables.