Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Pantalla1Principal¿Pasas muchas horas frente a la computadora? Si estás muy expuesto/a a la luz azul que emanan diferentes dispositivos, deberías de saber que dicha luz puede interrumpir el ritmo circadiano, lo que –según algunas investigaciones– puede acarrearnos todo tipo de problemas relacionados con nuestros ciclos de descanso.

Redacción y foto: Agencia internacional

Hay soluciones para evitar que nuestro descanso se vea afectado. Una de las mejores maneras de conseguirlo es utilizando un filtro de luz azul en tu PC o Mac para cambiar la paleta de colores de la pantalla.

La buena noticia es que tanto el sistema Windows como el de MacOS tienen sus propios filtros de luz azul, aunque también hay una serie de aplicaciones de terceros que puedes usar, si es que las opciones de PC o Mac no te satisfacen.

Si estás buscando un filtro de luz azul para tu teléfono inteligente o dispositivo, hay excelentes opciones de filtro de pantalla, así como aplicaciones que puedes descargar desde las tiendas Google Play o iOS.

En la siguiente guía, te explicamos qué ocurre con esta luz azul y cómo podemos mantenerla bajo control.

¿Cuál es el problema con la luz azul?

Está comprobado que la luz azul que emana la PC o Mac no es buena para nuestro organismo, ya que afecta nuestro ritmo circadiano y es especial, nuestro sueño.

El ritmo circadiano es un ciclo de procesos biológicos que está determinado en parte por la cantidad de luz y oscuridad a la que están expuestos nuestros cuerpos. En el entorno más natural, es decir, cuando solo estamos expuestos a la luz solar, nuestras retinas son capaces de detectar cuándo el sol se oculta y el medioambiente se vuelve más oscuro. Esta acción a su vez induce a nuestro hipotálamo a decirle al cuerpo que produzca melatonina y otras hormonas del sueño y que reduzca la temperatura de nuestro cuerpo.

Sin embargo, cuando utilizamos iluminación artificial para prolongar nuestro día, nuestros cuerpos se confunden y las diversas señales del sueño se interrumpen. Lo peor de todo es que la luz azul emitida por luces fluorescentes y LED, como las que se encuentran en las pantallas de nuestros dispositivos, son las que nos hacen estar más hiperactivos y no nos permiten producir melatonina.

Es por eso que usar un filtro es tan importante.

Windows 10

Microsoft agregó una característica de limitación de luz azul a Windows 10 en la Actualización de creadores, que se lanzó en abril del 2017. Esta función llamada Night Light, cambia la pantalla de Windows 10 para mostrar colores más cálidos que reducen la cantidad de luz azul que se emite.

Activar la función de luz nocturna es un proceso bastante simple.

Paso 1: abre el menú de configuración que se encuentra en el cuadro de búsqueda de Windows 10, o presiona la tecla de Windows y “X” y luego haz clic en Configuración.

Paso 2: elige Sistema en el menú.

Paso 3: selecciona Pantalla en el menú de la izquierda.

Paso 4: activa la Night Light.

Para configurar la función Night Light, haz clic en Configuración Night Light. Las opciones de configuración incluyen la posibilidad de encender la luz nocturna inmediatamente, ajustar la temperatura del color mientras la función está habilitada y programar cuándo se encenderá y apagará.