jueves, febrero 22, 2024
- Publicidad -spot_img
InicioInternacionalesHongos y plantas limpian la contaminación de California, según estudios de Universidad...

Hongos y plantas limpian la contaminación de California, según estudios de Universidad Riverside

El experimento es parte de un proyecto dirigido por la Universidad de California Riverside que ha esparcido plantas y hongos cuidadosamente seleccionados en este antiguo sitio industrial con la esperanza de deshacerse de los metales pesados y productos petroquímicos que han contaminado el área durante décadas.

Por Romain Fonsegrives        Foto: Patrick T Fallon/AFP

Los Ángeles, Estados Unidos. – En un páramo industrial de Los Ángeles, Kreigh Hampel está arrancando trigo sarraceno de California con una horca para averiguar cuánto plomo ha absorbido.

Las delicadas flores blancas y rosadas de la planta desmienten un asombroso poder de limpieza, que los científicos creen que podría aprovecharse para eliminar contaminantes peligrosos e incluso reciclarlos.

«Ese es el milagro de la vida», dice con entusiasmo Hampel, de 68 años, que se ofrece como voluntario en el proyecto.

«Las plantas realmente pueden hacer este trabajo y saben cómo hacerlo, lo han hecho muchas veces durante millones de años», agrega.

Danielle Stevenson, quien dirige el estudio, dice que tales técnicas de biorremediación pueden ser mucho más rentables que las técnicas tradicionales.

«El método convencional de limpieza de sitios es simplemente desenterrar todo el suelo contaminado y tirarlo en otro lugar», dijo a la AFP.

«Ese enfoque en realidad no resuelve el problema, ¿verdad? Simplemente lo traslada a otro lugar». Y, dice, cuesta mucho dinero.

El proyecto de Stevenson, que se está llevando a cabo en tres sitios en Los Ángeles y sus alrededores, tiene un precio de alrededor de $200,000 y hasta ahora está mostrando resultados muy prometedores.

Aspiradoras con energía solar

«En tres meses, tuvimos una reducción del 50 por ciento de los productos petroquímicos y luego, en seis meses, nos estábamos acercando bastante (a ese nivel) con algunos de los metales», indicó.

Stevenson, micóloga de formación, ha elegido sus armas anticontaminación con cuidado.

Los hongos ostra se han incorporado al suelo debido a su papel natural en la descomposición: su parte subterránea, llamada micelio, absorbe el diésel.

«Esos mismos hongos que en la naturaleza se comerían un árbol muerto también reconocerán el gasóleo, por ejemplo, como fuente de alimento.

«La razón es que es básicamente lo mismo. Muchos de nuestros combustibles fósiles son cosas muertas que se comprimieron durante largos períodos de tiempo».

Varias plantas nativas de California, incluida la hierba de telégrafo y el girasol arbusto de California, son particularmente buenas para absorber metales pesados.

Stevenson piensa en las plantas esencialmente como «aspiradoras con energía solar: básicamente absorben los metales, como el plomo, en sus cuerpos.

«Cuando sacamos las plantas, eliminamos el plomo del suelo».

El plomo y otros metales pueden luego recuperarse de esas plantas, e incluso reutilizarse.

A lo largo de los Estados Unidos y el mundo industrializado, los sitios comerciales que sobreviven a su vida útil para las empresas que los contaminan a menudo simplemente se abandonan, dice Stevenson.

La responsabilidad de corregirlos recae en las autoridades locales mal financiadas o equipadas, que luchan por encontrar el dinero o la experiencia.

Históricamente, el problema es peor en los barrios de clase trabajadora o de minorías étnicas, donde los políticos se sienten más capaces de ignorar las quejas.

En los Estados Unidos, donde la Agencia de Protección Ambiental enumera casi 1900 sitios problemáticos, solo se lleva a cabo una pequeña cantidad de proyectos de limpieza cada año, dice Stevenson.

Ella espera que un método más económico permita limpiar más sitios.

Los defensores dicen que los usos de la biorremediación no se limitan a reparar antiguos sitios industriales. El proceso también se puede usar para ayudar a limpiar las cenizas tóxicas que dejan algunos incendios forestales, un problema anual en California, propensa a los incendios.

Entonces, ¿por qué esta técnica aún está tan poco desarrollada?

«La biorremediación todavía se considera riesgosa», explica Bill Mohn, profesor de microbiología en la Universidad de Columbia Británica en Canadá.

A diferencia de la excavación del suelo, «es difícil garantizar que se alcanzará sistemáticamente el nivel de contaminantes requerido.

«Mientras que sabemos que si cavas la tierra y se la envías a alguien que la tomará si le pagas, entonces habrás resuelto tu problema».

Mientras tanto, Stevenson señala prejuicios malsanos sobre los hongos: piense en los hongos aterradores que infectan a los zombis de la exitosa serie de HBO «The Last of Us».

«Me preguntan todo el tiempo: ‘Si introduces un hongo para limpiar un sitio, ¿se apoderará, se comerá nuestra casa y se apoderará del mundo?'».

No lo hará, se apresura a agregar.

Por lo que, es importante realizar este tipo de experimento en un entorno del mundo real, no solo en un laboratorio.

«Creo que una vez que obtengamos más pruebas de campo de estos métodos, las personas se sentirán más seguras al elegir algunos de estos enfoques», expresa.

rfo-hg/amz/bfm

© Agencia France-Presse

ÚLTIMOS ARTICULOS
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

COMENTARIOS RECIENTES