jueves, febrero 22, 2024
- Publicidad -spot_img
InicioInternacionalesPresidente brasileño Lula da Silva llama a la unidad sudamericana en Cumbre...

Presidente brasileño Lula da Silva llama a la unidad sudamericana en Cumbre de Líderes

Según informa AFP, once de los 12 jefes de Estado del continente asistieron a la cumbre en Brasilia, la primera de su tipo en casi una década, que según Lula pasó página en una era de divisiones.

Redacción y foto: AFP News Agency @AFPespanol

Brasilia. – El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, pidió este martes la unidad sudamericana al dar la bienvenida a otros líderes a un «retiro» para fortalecer los lazos en una región donde los gobiernos de izquierda están nuevamente de moda.

«Dejamos que la ideología nos divida e interrumpa nuestro esfuerzo por integrarnos. Abandonamos nuestros canales de diálogo y nuestros mecanismos de cooperación, y todos perdimos por eso», expresó el veterano izquierdista, en sus palabras de apertura.

Lula da Silva de 77 años, que dirigió Brasil por primera vez entre 2003 y 2010, criticó a Bolsonaro y afirmó que su predecesor, quien se alió estrechamente con el expresidente estadounidense Donald Trump, había «cerrado nuestras puertas a la histórica socios» y el «aislacionismo elegido».

La reunión también incluyó a los izquierdistas recién elegidos Gabriel Boric de Chile y Gustavo Petro de Colombia.

«América Latina debe desempeñar un papel unido y tener una voz unida», destacó Petro a los periodistas cuando llegó a la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil para la reunión.

El único jefe de Estado sudamericano ausente fue la presidenta peruana Dina Boluarte, quien estuvo representada por el jefe de gabinete Alberto Otarola.

La nueva marea rosa

Lula es un fanático declarado de la cooperación internacional y la integración regional, que ocupó un lugar destacado en su primera presidencia, y está ansioso por reiniciar los estancados lazos sudamericanos.

Esta es la primera cumbre de líderes regionales desde 2014 en Quito, Ecuador, en una reunión de UNASUR, un bloque continental lanzado en 2008 por Lula y el difunto presidente venezolano Hugo Chávez.

Ese fue el momento de la llamada «marea rosa» de América Latina, cuando una ola de gobiernos de izquierda lideró la región.

Ahora, algunos analistas políticos hablan de una «nueva marea rosa» en Sudamérica, con las recientes elecciones de Lula, Boric y Petro.

La cumbre es una reunión pequeña, «más relajada», con solo los líderes, sus cancilleres y asesores selectos en la sala, comentó a la AFP una fuente diplomática brasileña.

Está previsto que cada uno de los líderes se dirija a la cumbre por la mañana y luego celebre una sesión informal de debate antes de que Lula los invite a cenar en su residencia oficial, el Palacio de la Alvorada.

Lula inició el lunes con una reunión con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, el sucesor elegido por Chávez, para restaurar una relación que se había roto con Bolsonaro, quien calificó al líder socialista de «dictador».

«Esto marca el comienzo del regreso de Maduro» en el escenario regional, dijo Lula.

Encuentro en sí una buena noticia

Es poco probable que de la cumbre surjan «visiones innovadoras» para el futuro de América del Sur, indicó el especialista en relaciones internacionales Oliver Stuenkel.

Pero «la reunión en sí es una buena noticia», escribió en Americas Quarterly.

“Incluso un diálogo básico entre jefes de Estado es un progreso genuino después de que Brasil se retiró en gran medida de su vecindad durante los años de Bolsonaro”, precisó.

Desde que Lula derrotó a Bolsonaro en una elección divisiva para regresar al cargo en enero, ha estado revisando la política exterior de Brasil, prometiendo buscar relaciones amistosas en todos los ámbitos y cultivar lazos más estrechos con socios tan dispares como China y la administración del presidente estadounidense Joe Biden.

Pero ha recibido ataques de los opositores por ser demasiado acogedor con Rusia, China y los izquierdistas latinoamericanos como Maduro y el nicaragüense Daniel Ortega, ambos acusados ​​​​de violaciones de derechos humanos.

También ha llamado la atención en ocasiones en Occidente por comentarios como sus críticas a Estados Unidos y Europa por ayudar a Ucrania a combatir la invasión de Rusia.

bur-rsr/jhb/dw

© Agencia France-Presse

ÚLTIMOS ARTICULOS
- Publicidad -
- Publicidad -

Más Leídas

COMENTARIOS RECIENTES